BECAS

1ª BECA CARMEN DELGADO / MIGUEL PÉREZ-MATEO


En España 6.500 personas son diagnosticados cada año de esta enfermedad que, en 2020, será la segunda causa de muerte por cáncer. El 80% de los casos se detecta en fase avanzada, siendo la media de esperanza de vida tras el diagnóstico de 3 a 6 meses.

Estamos convencidos de que la única forma de conseguir tiempo para estos pacientes es a través de la investigación. Sin embargo, y a pesar de estas impactantes cifras, en España solo el 1% de las becas oficiales se destinan a investigar el cáncer de páncreas.

Por este motivo, ACANPAN (Asociación Cáncer de Páncreas) y AESPANC (Asociación Española de Pancreatología), con el apoyo de Celgene y Mylan lanzamos la iniciativa de la Carrera de las Ciudades para conseguir fondos para la investigación contra el cáncer de páncreas.

De esta iniciativa salen los fondos para la BECA CARMEN DELGADO/ MIGUEL PÉREZ-MATEO CONTRA EL CÁNCER DE PÁNCREAS.
La I Beca de investigación “Carmen Delgado / Miguel Pérez-Mateo contra el cáncer de páncreas”, fue dotada con 40.000 euros procedentes de la carrera del pasado año que tuvo lugar de forma simultánea en Las Rozas (Madrid) y Alicante.

El proyecto ganador, titulado “Galectina-1: una nueva diana para el desarrollo de herramientas diagnósticas y terapéuticas para el cáncer de páncreas”, fue seleccionado por un jurado entre los 29 proyectos presentados procedentes de distintos centros de España y fue entregado en el transcurso de un acto celebrado el 14 de junio de 2016.

La ganadora del proyecto, la Dra. Pilar Navarro, Jefe del grupo “Mecanismos Moleculares de la Tumorigénesis” del IMIM-Hospital del Mar (Barcelona), explica que “lamentablemente los métodos actuales para diagnosticar y tratar el cáncer de páncreas son muy poco eficaces. De hecho, la gran mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando la enfermedad está ya en una fase muy avanzada y es de difícil curación”. En este contexto, su proyecto “plantea utilizar la detección de Galectina-1 para diagnosticar el cáncer de páncreas mediante técnicas que pueden ser fácilmente incorporados a la práctica clínica y, por otro lado, utilizar inhibidores de esta proteína como un nuevo tratamiento para esta enfermedad”.

La Dra. Navarro afirma que “los fondos destinados son escasos y están muy por debajo de los que se destinan a otros tipos de cáncer cuya prevalencia es mucho mayor (colon, mama, pulmón). Esto explicaría por qué los avances en la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas han sido mucho menores”. El cáncer de páncreas pertenece a lo que se denominan enfermedades huérfanas, es decir, aquellas que presentan una incidencia menor de 5 nuevos casos/100.000 habitantes/año. Según la doctora Navarro, esto implica que “no hay una elevada conciencia político-social por investigar en este cáncer ya que no se considera un problema económico-sanitario de primer orden. Esto se traduce en que los avances en las tasas de curación no hayan experimentado mejoras reseñables en los últimos años”.

Enrique de Madaria, presidente de AESPANC, coincide con la doctora al señalar que “en España actualmente la beca promovida por AESPANC-ACANPAN contra el cáncer de páncreas es la más cuantiosa destinada específicamente contra esta enfermedad, pero hace falta mucho más: las instituciones tienen que participar en la solución del problema”.

Por su parte, Cristina Sandín, presidenta de ACANPAN asegura que “nos hemos dado cuenta de que la beca era absolutamente necesaria. Al ser una enfermedad rara, no se le presta atención”.

Promotores:
Patrocinadores:
Colaboran:

Avalan: